Monumento al Trigo

Cruzaron el océano, navegaron ríos revestidos de leyenda, remontaron cordilleras y se internaron en tierras desconocidas y desafiantes, pero cargadas de promisorias riquezas. Estuvieron entre los españoles pioneros que arribaron a una meseta en donde se había establecido un poblado bautizado como Tunja, sobre las bases de ancestrales comunidades nativas y con la espada, la ambición y el arrojo como instrumentos. Cuando todavía en plena conquista se empezaban a sentar las bases de la colonia, plantaron sobre la fértil tierra una planta nueva, distinta del prodigioso maíz, fuente de alimentación para el cuerpo y el espíritu de los aborígenes. Fueron los integrantes de la expedición que en 1540 introdujo, sembró y procesó el trigo por primera vez en el actual territorio colombiano. Este suceso, determinante para la agricultura, la economía y la historia misma hasta nuestros días, fue rememorado y homenajeado cuatro siglos después, cuando se erigió un monumento en el mismo punto donde aquellas semillas iniciales recibieron la fecundación del suelo boyacense.


 

  • ico historia bn 01
  • ico patrimonio bn 01
  • ico actividad bn 01
  • ico sabermas bn 01
  • ico tour bn 01

Para conocer más

Medina, Anibal. (1952). Monumento al trigo. Repertorio Boyacense, 39, (167-168), 2700-2706.

Correa, Ramón. (1965). La “loma de los ahorcados” en Tunja. Repertorio Boyacense, (238-239), 2128-2129.

 

Conexión con otros elementos

Los puentes ubicados en la vía que de Tunja conduce al municipio vecino de Oicatá, también poseen la piedra como principal material constructivo. Además, fueron construidos entre finales del siglo XIX y comienzos del XX, cuando la ciudad era semejante −en cuanto a su ambiente, sus dimensiones y edificaciones− a la villa de los tiempos coloniales donde a partir del cultivo primigenio de 1540, el trigo se plantó paulatinamente más y más, hasta convertirse en uno de los principales productos agrícolas de la región. Justamente, la puesta en funcionamiento de los silos en 1955 fue presentada como una tecnificación y modernización de la infraestructura necesaria para almacenar y procesar esta riqueza de la tierra, de la cual el cereal se convirtió en elemento principal.

En el mundo existen otras obras que conjugan recursos arquitectónicos y artísticos para rendir homenaje a las actividades y productos agrícolas. Por sus dimensiones, vale la pena mencionar el Monumento a la Agricultura Nacional ubicado en Acarigua, capital del Estado venezolano de Portuguesa. Conocido también como La Espiga y situado en una glorieta donde se intersectan varias avenidas, es una de las esculturas monumentales más altas no solo del país, sino de toda América. Diseñada por el arquitecto Gustavo Legorburu en 1980, semeja un racimo de plantas en rotación de 40 metros de altura, si bien el diseño original consta de 70 metros, dada la espiga en forma de V que se adiciona en la parte superior.

patern aply light

btn formulario

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

ico 01

 

ico 02

ico 03

ico 04

ico 05

ico 06

ico 07

ico 08

CON EL APOYO DE:
Red de Museos de Boyacá
Red de Museos de Tunja
Fundación Escuela Taller de Boyacá