RURALIDAD URBANIZADA

Por siglos, Tunja fue lo que hoy se conoce como centro histórico. Pero en la primera mitad del siglo XX la pequeña villa comenzó a crecer y aunque no fue tanto como en otras ciudades, absorbió zonas rurales próximas y convirtió en urbanas viviendas y haciendas antes esparcidas a lo largo de cultivos. Hoy, algunas de esas casas, o lo que queda de ellas, o sus versiones transformadas, apenas se

distinguen entre edificios y avenidas. Pero no solo se incorporaron construcciones sino también tradiciones, como los platos con cerdo migrados de la vecina vereda de Runta, hoy disfrutados en los restaurantes del Libertador, testimonio del surgimiento de los barrios donde lo urbano-popular se mezcla con costumbres del campo.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

ico 01

 

ico 02

ico 03

ico 04

ico 05

ico 06

ico 07

ico 08

CON EL APOYO DE:
Red de Museos de Boyacá
Red de Museos de Tunja
Fundación Escuela Taller de Boyacá