Casas Rurales

Por siglos, Tunja permaneció como dormida. En realidad, siempre algo la vitalizó, ya fuera la vida marcada por la religión católica en la Colonia, su papel protagónico en la Independencia o los cambios cuando paulatinamente vivió su transición hacia los tiempos modernos. El letargo del que se habla se refiere a su tamaño. Hasta los comienzos del siglo XX su extensión fue casi la misma y sus límites no llegaban mucho más allá del actual centro histórico. Algunas haciendas y otras viviendas más modestas aparecían en sus alrededores, en lugares retirados, campestres. Pero después de esos primeros años de los 1900 la ciudad creció y unas cuantas de aquellas distantes construcciones fueron alcanzadas por la expansión. Estas son las casas “rurbanas”, las rurales que se hicieron parte de lo urbano, no siempre de forma afortunada. No todas pasaron por esa transformación, pero tienen características que recuerdan la casita del campo, los animales, el olor a tierra y las manos que la labran.

El grupo de investigación NO-DOS de la Universidad de Boyacá ha identificado varias de éstas, pero queremos desarrollar un trabajo colaborativo con nuestros visitantes, ya que consideramos que en varios hogares, principalmente tunjanos, se encuentra un archivo fotográfico u otro tipo de registro, que resultan vitales para éste esfuerzo por el reconocimiento del Patrimonio Urbano Difuso de la ciudad de Tunja.


  • ico historia bn 01
  • ico patrimonio 40 01
  • ico actividad 40 01
  • ico sabermas bn 01
  • ico tour 40 01

Valor patrimonial

Remiten a la técnica vernacular de construcción en tierra, en la actualidad poco practicada incluso en la ruralidad, de donde es característica. Aunque hayan sido modificadas y cuenten con rasgos o condiciones propias de las viviendas contemporáneas, su aspecto externo recuerda la hacienda y la casa campesina, como también las faenas propias de esa vida, tan significativa para Tunja y Boyacá, pues el trabajo de gentes campesinas ha sido determinante en distintos aspectos para la región. Además, su alejamiento del centro histórico y su localización en lugares que no corresponden a barrios o urbanizaciones, referencia ese proceso que le otorgó a la ciudad su forma actual, cuando a lo largo del siglo XX zonas otrora periféricas, de haciendas y arrabales, fueron gradualmente absorbidas por la expansión urbana. Sin embargo, al no desaparecer en su totalidad, las casas se convirtieron en huellas de épocas pretéritas, lo cual las reviste de interés patrimonial e incluso arqueológico.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

ico 01

 

ico 02

ico 03

ico 04

ico 05

ico 06

ico 07

ico 08

CON EL APOYO DE:
Red de Museos de Boyacá
Red de Museos de Tunja
Fundación Escuela Taller de Boyacá