Barrio Libertador

Convertidos en chicharrones, huesos de marrano o el infaltable espinazo para la sopa de cuchuco, los cerdos son el centro de animados almuerzos que complementados con fritanga, cerveza y una variedad de frituras, convocan a familias y amigos en Tunja. Su crianza es también una práctica, hoy en día una industria, que se remonta hasta los orígenes mismos de la colonización española de las tierras boyacenses. Los restaurantes donde cocineras prodigiosas ponen en práctica conocimientos ancestrales en la preparación de esos manjares que miles de comensales disfrutan –especialmente los jueves– son otra tradición. Ubicados en el barrio Libertador, expresan esa mezcla entre lo urbano y lo rural, pues la manera como allí se preparan y comparten los apetitosos platos en un ambiente representativo de la ciudad popular, de la construida quizá sin planeación a partir del esfuerzo de gentes trabajadoras, tiene sus raíces en el campo, en las gentes igualmente laboriosas de la vereda de Runta.


 

  • ico historia bn 01
  • ico patrimonio bn 01
  • ico actividad bn 01
  • ico sabermas bn 01
  • ico tour bn 01

Para conocer más

Olano Correa, Carmenza. (2014). Relatos en movimiento. Bogotá: ABC.

Conexión con otros elementos

La preparación y venta de platos con cerdo en los restaurantes del barrio Libertador, pueden considerarse tradiciones con un pasado rural que si bien se han incorporado a la ciudad, conservan y reproducen en buena medida las características con que se practicaban en el campo. Asimismo, a medida que Tunja ha crecido y se ha transformado, otros elementos antes rurales se han convertido en urbanos. Este proceso trae consigue diferentes efectos, algunos afortunados, otros no tanto, como ocurre con las casas “rurbanas”. Estas son aquellas que fueron absorbidas por el crecimiento urbano o que, sin haber experimentado tal cambio, presentan características y una estética semejante a las viviendas rurales.

Además del cerdo, un ingrediente básico del cuchuco es el trigo. En Tunja existe un monumento que recuerda el lugar donde por primera vez se cultivó esta planta, no solo en la ciudad, sino en lo que hoy es Colombia y según algunos historiadores, en el continente americano. Ese cultivo fue el origen de las plantaciones que luego se hicieron comunes en otros lugares, como la vereda Runta, y que siguen proporcionando el cereal imprescindible en la sopa disfrutada con tanto gusto en los restaurantes del barrio Libertador.

patern aply light

btn formulario

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

ico 01

 

ico 02

ico 03

ico 04

ico 05

ico 06

ico 07

ico 08

CON EL APOYO DE:
Red de Museos de Boyacá
Red de Museos de Tunja
Fundación Escuela Taller de Boyacá